Al caer la tarde

AL CAER LA TARDE

Al Papa Francisco le falta gol

06/02/2017 | 08:10 |

Por
Walter Gullaci

wgullaci
@lanueva.com

¿ Que Lionel Messi sea más influyente que el Papa Francisco en las redes sociales debería invitarnos a un replanteo? ¿No? Entonces, cambiemos la pregunta. ¿Nos interesan mucho más los goles, un tirón en el aductor del crack o las vivencias de Antonella Roccuzzo (mujer del astro de Barcelona) que los llamados del Sumo Pontífice contra los flagelos del mundo, la contaminación global o los curas pedófilos? ¿Sí? "Estamos al horno", diría un amigo.

* * *

La Pulga encabezó el ranking de la consultora estadounidense Hill+Knowlton, en el que surgió como el usuario argentino más influyente en redes sociales, por encima de Jorge Bergoglio y del presidente Mauricio Macri, entre otras personalidades.

Para elaborar la nómina se adoptaron tres variables: la cantidad de seguidores, de posteos y de interacciones por posteo de cada perfil analizado.

Todos los usuarios medidos son de nacionalidad argentina, aunque muchos de ellos están radicados, temporaria o permanentemente, en el exterior.

Una vez relevados los datos mediante un monitoreo social, éstos son analizados hasta asignarse a cada perfil un valor numérico en las tres redes medidas: Facebook, Instagram y Twitter,

En esta minuciosa evaluación, Messi obtuvo un puntaje de 19.748, muy por encima del Papa Francisco, segundo con 8.305. Además de La Pulga, el otro futbolista que figura en el top ten es Sergio Kun Agüero, quien ocupa el sexto lugar de la lista, con 4.755 puntos.

La actriz y cantante Martina “Tini” Stoessel ocupa la tercera posición con 7.743, la sigue su colega Lali Espósito con 7.081, quinto cómodo Macri con 5.412, Luego el Kun, séptimo Marcelo Tinelli con 4.592, octava Cristina Fernández de Kirchner con 4.561, noveno el actor y cantante Julián Serrano con 4.149 y décima la actriz Luisana Lopilato, con 4.104.

O sea, entre los diez primeros de este ránking de argentinos más influyentes figuran dos futbolistas, el mayor líder religioso mundial, dos políticos y cinco figuras del ambiente artístico.

Uno recuerda a nuestro Premio Nobel de Medicina, César Milstein, y le surge un último interrogante, aunque rápidamente develado: en caso de permanecer aún vivo, ¿el químico bahiense ocuparía un lugar en esta dichosa lista?

Definitiva y dolorosamente, no.