El mundo.

Dejó ya 137 muertes en el país

Brasil: alerta por la llegada de la fiebre amarilla a Río de Janeiro

16/03/2017 | 20:10 | Un hombre de 38 años murió al contraer la enfermedad, transmitida por mosquitos, mientras que la otra persona infectada está hospitalizada.

Brasil: alerta por la llegada de la fiebre amarilla a Río de Janeiro. El mundo. La Nueva. Bahía Blanca

Fotos: AFP y Reuters

   La llegada de la fiebre amarilla en Río de Janeiro, el estado más turístico de Brasil, encendió todas las alarmas y provocó la anticipación de una gran campaña sanitaria para vacunar a toda la población de la región contra la enfermedad, que dejó ya 137 muertes en el país.

   El pequeño municipio de Casemiro de Abreu, a unos 130 kilómetros de la capital regional, Río de Janeiro, concentra ahora toda la atención, debido a que los dos primeros casos en el estado, el tercer más poblado de Brasil, se han producido aquí.

   Un hombre de 38 años murió al contraer la enfermedad, transmitida por mosquitos, mientras que la otra persona infectada está hospitalizada.

   Fue la primera muerte por fiebre amarilla en Río de Janeiro, pese a que ya se registraron casos de la enfermedad en los estados vecinos de Minas Gerais, Sao Paulo y Espírito Santo.

   Según el último boletín del Ministerio de Salud, en Brasil se registraron en los últimos meses 137 muertes por fiebre amarilla en 80 municipios, además de 424 casos confirmados.

   De las 1.558 notificaciones sobre posibles casos, 201 fueron descartadas y 933 están siendo investigados.

   Los estados más afectados son Minas Gerais, con 325 casos confirmados (el 75 % del total) ; Espíritu Santo (93) y Sao Paulo (4), todos ellos en la región sureste del país.

   Pese al brote que afecta el país, la familia de Watila Santos, la primera víctima en Río de Janeiro denunció a EFE el total desconocimiento sobre la enfermedad de la propia familia y del equipo de médicos que lo atendió en el hospital al que fue trasladado.

   Camila Oliveira da Silva, su cuñada, afirmó que "al principio sintió pinchazos en la cabeza, mucho dolor en la cabeza y fiebre muy alta. Entonces fue al médico y le dijeron que era una gripe, por lo que volvió a casa. Empezó a sentirse peor, llamó y llegaron los Bomberos para llevarlo al hospital. Sufrió un infarto y falleció", lamentó.

   Todas las familias que viven en la zona donde se registraron los dos casos en Casemiro de Abreu fueron inmediatamente vacunadas, algo que se extenderá en los próximos días a toda la población del municipio y las ciudades vecinas.

   "Vamos a vacunar a toda la población en Casemiro de Abreu y sus vecinos. Estamos adoptando medidas de emergencia para que la enfermedad no se propague", afirmó el secretario de Salud de Río de Janeiro, Luiz Antonio Teixeira.

   El funcionario avanzó que como Casemiro de Abreu está localizada en una región alejada de los límites de Río de Janeiro con los municipios en los que ya había sido detectado el virus, determinó el inicio de la vacunación en 25 ciudades que ya habían sido identificadas como vulnerables.

   La campaña fue iniciada con un millón de dosis de la vacuna contra la fiebre amarilla que el Ministerio de Salud envió a Río.

   En los demás municipios del estado de Río de Janeiro, no incluidos en esta primera fase, la campaña de vacunación será iniciada el 26 de marzo como estaba inicialmente previsto.

   Según la secretaría de Salud de Río de Janeiro, "no hay necesidad de desplazamiento de la población hacia los municipios en busca de la vacuna", pues toda la población "será inmunizada, de forma gradual, hasta el final de este año". (EFE)

Fiebre amarilla Rio de Janeiro Brasil