Un servicio de primera para controlar derrames

Opinión.

BAHIA PETROLEO SA

Un servicio de primera para controlar derrames

En la primer terminal de combustibles y químicos de Bahía Blanca, y una de las más importantes y seguras del país, se constituyó la empresa Bahía Petroleo SA, que inició su actividad en Puerto Galván en 1996. Desde entonces funciona bajo el régimen de Concesión del Servicio Público, otorgada por la Licitación Pública Nacional Nº 3/96, del Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca.  

09:00 | 26/08/2003
     En la primer terminal de combustibles y químicos de Bahía Blanca, y una de las más importantes y seguras del país, se constituyó la empresa Bahía Petroleo SA, que inició su actividad en Puerto Galván en 1996.
     Desde entonces funciona bajo el régimen de Concesión del Servicio Público, otorgada por la Licitación Pública Nacional Nº 3/96, del Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca.
     "Tiene una marcada trayectoria. Se arrancó con la actividad primaria, que fue la transferencia de productos derivados del petróleo, atendiendo a todas las empresas del Polo Petroquímico y las petroleras, además de algunas actividades secundarias como el servicio de agua de Puerto Galván y el mantenimiento estructural de la Terminal de Inflamables", dijo el ingeniero industrial Roberto Antonio Ascani, responsable técnico, quien comenzó su labor en 1980 (en la Administración General de Puertos) y en 1996, tras la privatización de las áreas portuarias, prosiguió su gestión en Bahía Petroleo SA, empresa que se constituyó en la concesionaria de la Terminal de Inflamables de Puerto Galván.
     "Las actividades secundarias pasaron, más tarde, a tener una importancia relevante, especialmente para el desarrollo del área de control derrames contaminantes", añadió.
     "También Prefectura Naval Argentina, a través de dos ordenanzas, generó dos necesidades importantes, que en principio estaban atendidas por el citado ente y que luego fueron derivadas a terceros.
     "Una de ellas es el Plan Nacional de Contingencias, por el cual todas las terminales portuarias debían contar con un sistema, a nivel técnico y humano, con capacidad para resolver los problemas de contaminación en el mar", explicó el profesional, quien sostuvo que, por este motivo, Bahía Petroleo SA desarrolló un sistema técnico y capacitó gente --en este momento son 26 personas en la empresa--para atender las necesidades.
     "Desarrollamos, por la ordenanza 5/99, otra actividad secundaria, en la que una empresa, con otro servicio, se dedicó al tratamiento de estos productos. Esto permitió que se expandiera a otras terminales del Puerto y, principalmente, a todas las empresas del Polo Petroquímico", indicó.
     "Hoy, todas las empresas del Polo y gran parte de las terminales cerealeras, además del Consorcio de Gestión del Puerto, son nuestros principales clientes en la atención de control de derrames contaminantes", dijo Ascani.
     
En franca expansión
     La construcción de equipos para atender los servicios mencionados por Ascani, es otro de los trabajos que ejecuta, con notable efectividad, la empresa Bahía Petróleo SA.
     "Los fabricamos para generar más cantidad de equipamiento técnico, algo que nos permite seguir expandiéndonos en el área de Bahía Blanca y otros sectores del país", sostuvo y mencionó que también se presta servicio a las empresas navieras en el tema derrames.
     Desde 1996 a la fecha, el crecimiento en la actividad fue constante.
     "El personal técnico está capacitado para trabajos específicos como, por ejemplo, la carga de productos químicos de petroleros a buques y el desempeño de control de hidrocarburos en el mar", apuntó.
     El profesional manifestó que la empresa tuvo una participación fundamental para atender algunos casos de derrames.
     "Hemos ejercido acción, con resultados positivos, en las empresas que atendemos. Para prevenir se colocó, en distintos sectores del puerto, un sistema de radio comandado y disparado por una guardia permanente (las 24 horas) que funciona en el ingreso a la Terminal de Inflamables.
     "Eso hace que los sistemas tengan una respuesta inmediata y que se pueda desplegar una barrera, y hacer una contención de derrame con lanchas y personal, en períodos muy cortos de tiempo (15 a 20 minutos)", añadió, señalando que todo el puerto contiene sitios específicos con contenedores preparados para combatir el siniestro.
     "Hay guardias permanentes para la Terminal de Inflamables y en el sector de transferencia de soda cáustica líquida a barcos que realiza Solvay Indupa", explicó.
     Una de las exigencias de Prefectura, según comentó Ascani, es la constante capacitación mediante el desarrollo de simulacros.
     "Lo hacemos con todas nuestras empresas, a las que les prestamos el servicio. También lo hacemos con nuestra terminal", expresó, señalando que, además, se realizan auditorías internas y externas, exigidas por normas, para cumplir con un estricto control.
     "Se trata de una actividad nueva, por lo que todos los puertos tuvieron que adaptarse. Además, el intercambio es permanente", remarcó.
     En cuanto al trasvaso de combustible, Ascani señaló que Bahía Petróleo SA está equipada con elementos de última generación.
     "Funcionan dos sitios operativos con 40 pies de calado y ambos tienen equipos, que son brazos cargadores articulados con elementos de seguridad y enclaves mecánicos, eléctricos e hidráulicos. Ante una emergencia, se bloquea el sistema y se acota el derrame a una mínima expresión", aseguró.

Movimiento. La Terminal de Inflamables tiene un movimiento de 1.300.000 toneladas anuales de productos --una atención de entre 230 a 240 barcos por año--, lo cual requiere de un alto porcentaje del servicio ofrecido por Bahía Petróleo. "Al principio, se trataba de una actividad secundaria, pero ahora es primordial y de gran valor", finalizó el ingeniero Roberto Ascani.

OTRAS VOCES

Un régimen discutible

Escribe Marcelo Bátiz

Los sectores en conflicto suelen presentar sus discusiones con otros ropajes, aunque a veces hay que esperar el momento propicio. Por ejemplo, que el presidente de la Nación y el gobernador de Buenos Aires pertenezcan a una fuerza política y la mayoría del resto de los gobernadores a otra.

Seguir Leyendo

En esta misma sección

Noticias Destacadas

Las más vistas

También te puede interesar

Deportes

Arte y cultura

Economía y campo

Sociedad