Editorial.

EDITORIAL

El Paseo, veinte años después

18/03/2017 | 21:12 |

La municipalidad anunció que invertirá 8 millones de pesos en poner en valor, readecuar y mejorar el Paseo de las Esculturas, uno de los espacios públicos más concurridos de la ciudad, habilitado para su uso en 1994 y de los pocos tramos del entubado del arroyo Napostá que se aprovechó de manera adecuada.

En un relevamiento realizado por profesionales que asesoran a la comuna, se detectaron decenas de falencias, veredas en mal estado, equipamiento urbano faltante, carencia de cartelería, mala distribución de luminarias y necesidad de revisión de las esculturas, entre otros componentes de un diagnóstico que se adecua a un área de intenso uso que no cuenta -como ninguna otra de la ciudad- con un programa o protocolo de cuidado y mantenimiento.

“Arreglando Ventanas Rotas” es un libro de criminología y sociología urbana publicado en 1996 por George Kelling y Catherine Coles. Habla acerca del crimen y las estrategias para contenerlo o eliminarlo de vecindarios urbanos.

El libro está basado en un artículo titulado “Ventanas Rotas”, de James Wilson y George Kelling, que apareció en la edición de marzo de 1982 de “The Atlantic Monthly”.

La situación plantea considerar un edificio con una ventana rota. Si la misma no se repara, los vándalos tenderán a romper unas cuantas más.

Finalmente, quizás hasta irrumpan en el edificio; y si está abandonado, es posible que lo ocupen ellos y que prendan fuego dentro. Si se acumula algo de basura; pronto, más basura se va acumulando.

Una buena estrategia para prevenir el vandalismo, dicen los autores, es arreglar los problemas cuando aún son pequeños.

Reparar las ventanas rotas en un período corto, y la tendencia es que será menos probable que rompan más ventanas o hagan más daños.

Poner en valor un paseo, mejorarlo y equiparlo de manera adecuada muestra respeto del municipio por sus espacios. Y más allá de casos aislados, la gente tiende a cuidar y a respetar los sitios en buen estado. No rompe ni ensucia lo que encuentra sano y cuidado.

Por otra parte, más allá de algunas críticas a estas intervenciones, cuidar el espacio público es clave para la ciudad, al potenciar sitios de encuentro, esparcimiento y recreación para todos sus habitantes.