Entre tasas y café.

ENTRE TASAS Y CAFÉ

En la Muni fumaron la pipa de la paz

13/05/2017 | 20:46 |

Hola, Juan María, antes de que pidas el café, te voy a pedir que me traigas dos sillas, porque en una no entro...

--¡Epa!, ¿no estarás cantando victoria por anticipado en el clásico de hoy a la tarde? ¿Qué te pasa?

--No señor, vos sabés que no soy de agrandarme, je, pero hago como hacen algunos de mis amigos periodistas, cuando “pegan” alguna primicia de vez en cuando.

--Pará, no entiendo, ¿a qué te referís?

--Parece que tenés memoria frágil. Es cierto que debatimos muchos temas en esta mesa, pero te tendrías que acordar lo que hablamos el domingo 5 de marzo...

--¡No me acuerdo lo que hice ayer y vos querés que me acuerde lo que hablamos hace 2 meses...!

--Está bien, lo que pasa que tiene que ver con una de las noticias de la semana: las ciclovías y el enojo de un comerciante...

--Ah, ¡tenés razón! Cuando escuché lo del otro día, del rapto de furia del quiosquero de Casanova al 900, me acordé de vos. Es cierto, esa vez me dijiste justamente que el encargado de ese negocio, ubicado antes del ingreso al Palihue, estaba que trinaba por la medida debido al perjuicio económico, porque desde que se habían instalado los separadores, en octubre, las ventas le habían bajado un 40% real, comprobado con la facturación.

--Bueno, te agradezco que recuerdes que di el anticipo. El quiosquero decía que tenía muchos automovilistas como clientes y que, al no poder estacionar en esa cuadra, siguen de largo. Aquel día, me acuerdo, me reconoció que tenía mucha bronca y me dijo que su hermana, dueña del quiosco, ya había presentado una carta de queja en Alsina 65 y que no descartaba iniciar una demanda por daños y perjuicios.

--Evidentemente hay un choque de intereses y, como todo cambio fuerte, genera resistencias. Están, por un lado, los comerciantes que reclaman por la caída de las ventas, en un contexto económico que, además, no es bueno y, por otro, los ciclistas que, con justa razón, exigen un espacio para poder circular con cierta seguridad, visto lo problemático que es nuestro tránsito diario, especialmente en el centro.

--Hablando de cuestiones de tránsito, te voy a contar algo llamativo que le pasó a un amigo periodista, entre lo bueno y lo malo de la tecnología.

--No me digas nada, encontró la fórmula para manejar los semáforos desde su celular...

-¡No seas pavo! En realidad, no le sucedió como periodista, sino como vecino.

-A ver...

-Resulta que pasa a diario por la congestionada esquina de 14 de Julio y Pilmaiquén. Advirtió que cuando corta el semáforo de 14 de Julio descendente, como yendo desde Aldea Romana hacia El Nacional, pone “muy de inmediato” el verde para pasar por Pilmaiquén hacia el barrio de Prensa o para doblar. Lo cierto es que en esa esquina hay como una “S” y los autos que vienen por 14 de Julio y ven el amarillo apuran la marcha para pasar, pero están un poquito lejos de la intersección y casi al mismo tiempo arrancan los de Pilmaiquén. ¿Se entiende?

--Sí, me querés decir que en cualquier momento puede haber choques...

--Claro, de hecho ya hubo, o algunas frenadas bruscas.

--¿Y qué hizo tu amigo?

--Llamó a la Muni para ver si podían darle un segundo más al rojo de Pilmaiquén ascendente. Le dieron un número celular de Electricidad y Mecánica, pero como no lo atendían, recurrió al Centro de Atención al Vecino, que se usa por internet.

--Y acá viene lo bueno y lo malo de la tecnología...

--¡Exacto! Le dieron un número de solicitud, le informaron por mail cómo iba el trámite y su derivación y en menos de una semana tenía una respuesta. Eso es lo bueno.

--¿Y lo malo?

--La respuesta: “La Secretaría de Gobierno está tramitando ante Nación los fondos necesarios para realizar la obra de 14 de Julio, en la cual a la altura de Pilmaiquén se encuentra planificada una rotonda. Hecho que dará una solución definitiva al sector”.

--Está bien, pero lo que pedía tu amigo era algo más simple, acomodar la sincronización de un semáforo para evitar un problema ahora, más allá de la rotonda proyectada, que Dios sabe cuándo va a estar terminada.

--Tal cual, por eso se quedó con ganas de hablar con alguien de carne y hueso. Como les pasa a muchos que son atendidos por una máquina o por operadores de empresas de servicio con acento caribeño.

--Cambiando de tema. ¿Parece que fumaron la pipa de La Paz en la Muni?

--Si te referís a la discusión paritaria sí. Y con yapa.

--¿Por?

--Porque el viernes terminaron arreglando los números de aquí a fin de año, lo que les da tranquilidad a todos.

--¿Y cómo cerró, porque Miguel arrancó pidiendo un 10% para este trimestre?

--Sí, pero terminó aceptando el 5%, más cláusula gatilllo. Y además en los dos siguientes cuatrimestres también se aplicará un 5% en cada uno, siempre con adecuación si la inflación supera ese número.

--¿Y eso es todo?

--No. A fin de año evaluarán los números y el Ejecutivo se comprometió a reconocer dos puntos reales por encima de la inflación y consensuar algunos reclamos pendientes, como una mejora en las condiciones de seguridad e higiene en las distintas dependencias.

--¿En materia de seguridad hay novedades?

--En principio cierto optimismo por los números del mapa del delito. La cantidad de hechos ha disminuido en los últimos meses, aunque nunca hay que cantar victoria. Y desde la Muni están reforzando su aporte para mejorar la situación.

--¿Lo decías por el arreglo de la comisaría Primera?

--No sólo por eso, que se está encausando. La semana que viene van a presentar 16 patrulleros nuevos adquiridos por la comuna y que en estos días están ploteando. Pero además vendrá el ministro Cristian Ritondo y traerá algunas unidades más, autos y motos, para renovar el parque en la ciudad, que está bastante deteriorado.

--¿Cuando será eso?

--Posiblemente el martes 23, pero aún no hay anuncio oficial en Alsina 65.

--Cruzándonos a la otra vereda de la plaza, que lío que armaste con esa primicia que largaste sobre la intención que tenían algunos concejales de empezar a sesionar cada 15 días.

--¿Viste? Y si escuchaste las declaraciones del presidente del legislativo, Nicolás Vitalini, habrás notado que mencionó que todos los Concejos del territorio bonaerense sesionan cada 15 días, el mismo argumento que justificaba el “promotor” de la idea.

--Impecable lo tuyo. Imagino que esta semana no vas a darme noticias de alto impacto desde Sarmiento 12.

--Te agradezco los elogios, pero te equivocás. Te traigo otro tema de radiopasillo que llegó a mis oídos.

--A ver...

--Hace unos diez días colocaron un detector de huellas en la entrada del Concejo para que los empleados registren su horario de entrada y salida.

--Me parece buenísimo. ¡Así se evitan los ñoquis o vagos que no laburan, cambiamos!

--Pará, no te entusiasmes, que no todo lo que brilla es oro.

--¿Qué pasó?

--El punto flaco de la iniciativa es que se exceptuaron a los secretarios de todos los bloques de marcar tarjeta, a pesar de que son contratados como personal temporario del Municipio. Esa decisión generó un enojo importante en empleados que llevan muchos años trabajando en el Concejo.

--Y claro, controlan a los viejos y no a los nuevos. ¿Qué justificación les dieron?

--El argumento es que los secretarios de bloque acompañan a los concejales a caminar los barrios fuera de las horas de trabajo y que no tienen que cumplir horarios. Incluso me dijeron que hay un decreto dando vueltas donde se establece esa diferencia de criterios.

--En una de esas lo conseguimos y después nadie puede salir a negar lo que está pasando o sus verdaderas intenciones.

--Veremos. Vos dame tiempo.

--Che, parece que se calmó lo de San Gabriel. Por ahora, sin novedades en el tema colectivos.

--Sí, por suerte. Además, el servicio general no es malo y muchas veces me viene bien.

--¿Qué? ¿Vos tomás bondi?

--A veces, te confieso, sí. Estacionar en el centro en hora pico me saca las ganas y, además, cuando vengo muchas horas trato de evitar el parquímetro.

--¿Sabés que me contaron? Hace unos días entró un recurso de amparo pidiendo a la Justicia que obligue a dar marcha atrás con los últimos aumentos en el estacionamiento medido.

--¿Me estás cargando? ¿Quién es el justiciero?

--Me dijeron que se llama Mauro y le dicen Colorado. No sé mucho más. Planteó que la suba era injusta a partir de un análisis tributario que, según un allegado en Tribunales, no era para nada despreciable.

--¿Y qué pasó?

--El juez no aceptó el recurso por entender que no es un tema judicial sino una atribución del Concejo Deliberante. De todas maneras, puede apelar a la Cámara en Mar del Plata. En una de esas le aceptan el pedido al Aurinegro y empezamos a pagar menos.

--¿No me dijiste Colorado?

--Bueno, un poco y un poco. Pasemos a otro asunto ¿Cómo anda el Planeta?

--¿Imagino que la pregunta viene por la gente de Tres Arroyos, que recicló el Supermercado Burgos de Zelarrayán?

--¡Sí, correcto!

--Uno que conoce el paño les recomendó que dejen de frentear las góndolas y llenen el local de mercadería, porque como se suele decir “la miseria trae más miseria”.

--Bueno, pero hay que darles la derecha, porque también pusieron lo suyo.

--Es cierto, pero qué bien que jugó el gremio en medio de la crisis, ¿no?

--¡Qué te parece! Miguelito puso a prueba su muñeca.

--¿Por qué?

--Y, porque aparentemente el objetivo era que el gremio fuera a fondo y acelerara el proceso de quiebra, quedando el deudor como un héroe.

--Claro, no le pagaba a nadie, se sacaba la presión de la gente de encima. Le cerraba todo.

--Sí, pero Miguelito sacó pecho y dijo “el gremio acompaña” y de 48 cesantías recuperó 36 puestos de trabajo y armó una cooperativa para la nueva firma, con el compromiso de efectivizarlos en el mediano plazo.

--Muy inteligente. ¿Y cuánto tiene atrás por falta de aportes y salarios caídos?

--Puede llegar al palito y medio. Son muchos los que le cuentan las costillas a Jorgito.

--No me digas. ¿A quién te referís?

--Al Flaco, lo que pasa que ese no se separa ni cuando duerme del “cuaderno de apuntes”.

--¿Y cuánto da esa cuenta?

--Como dos palitos, aunque tiene paciencia y sigue tomando nota.

--Qué manera de tropezar varias veces con la misma piedra, Jorgito, ¿no?

--Y qué querés, perdió la confianza de los consumidores, y eso en Bahía no es fácil de recuperar.

--Mi amigo, que le vendió durante varios años, me contó que una vez estando sentado en su oficina sonó el teléfono. Era un proveedor de quesos de Córdoba.

--La negociación fue bastante breve. El Gordo cerró el precio por 700 quesos, pero le aclaró: 400 pintámelos de rojo, que los vendo como Pategras. El resto de amarillo. ¿Lerdo no?

--Cambiando de tema, me dijeron que los sabuesos sacaron de nuevo el “tanquecito” a la calle y que la orden que bajó fue la de auditar exhaustivamente a las pymes. ¿Sabés algo?

--Afirmativo. El último miércoles, en un conocido local del macrocentro, el número de inspectores superaba al de clientes.

--Pará un poco con el chamuyo, y dame alguna precisión.

--Sí, fue entre vinos y bodegas, tipo 11.45, donde asesora Guillermo.

--Imagino la bronca del Negro. Se habrá quedado mudo.

--Ni en pe..., pero la sufrió el compañero, que como se quejaba le dijeron que debían contar todas las botellas!

--Era una joda...

--No, iba en serio. Y por las dudas le aclararon: “te quejás... venimos de contar 4.000 chupetines”.

--Te cambio de tema. Esta semana se jugaron varias cartas interesantes para seguir ordenando el mapa político de la región, sobre todo puertas adentro del PJ.

--Dejame repasar, que estuve leyendo sobre el tema: Daniel Scioli pasó por Benito Juárez, horas antes de que estallara el escándalo por su paternidad y otras yerbas, y Martín Insaurralde anduvo por Pigüé. ¿No me digas que ambos intendentes ya se definieron?

--Mejor esperemos un poco para sacar conclusiones, pero es evidente que tanto Julio Marini, de Benito Juárez, como Hugo Corvatta, de Saavedra, quien estuvo acompañado por la diputada Marisol Merquel, dieron señales muy fuertes de acercamiento al exgobernador y al ala no-randazzista del Grupo Esmeralda.

--Si no están con Randazzo... ¿están con Cristina?

--Con Cristina-referente, sí; con Cristina-candidata... tengo mis serias dudas. Como vos sabés, en el interior provincial, y sobre todo en esta Sección, la idea de que la expresidenta juegue en las elecciones de este año casi no tiene respaldo. Lo que sí está claro es que tomaron distancia de Randazzo.

--Y decime, ¿los otros seis intendentes justicialistas quedaron del lado del ex ministro?

--Mirá, si hablamos del randazzismo puro de la Sexta, hoy en la lista entran los intendentes de Monte Hermoso, Marcos Fernández; de Laprida, Alfredo “Pichi” Fisher; y de Adolfo Gonzales Chaves, Marcelo Santillán. A este grupo de tres sumale, como posibles incorporaciones, a Roberto Álvarez, de Tres Lomas, y Alejandro Acerbo, de Daireaux, a quienes se los ve seguido en las reuniones seccionales.

--Me falta un jefe comunal...

--Estás bien para los números. Te falta Néstor Álvarez, de Guaminí.

--Exfuncionario de Scioli...

--Sí, pero sobre todo ahijado político de la diputada nacional Cristina Álvarez Rodríguez, quien esta semana anduvo mateando con Fernando Espinoza y Verónica Magario, dos de los máximos referentes bonaerenses del justicialismo K.

--Te recuerdo que al guaminense se lo vio hace unos días en una reunión con Randazzo...

--Sí, pero me contaron que fue, escuchó y al salir insistió con generar una lista de unidad en la Provincia, que es precisamente lo contrario de lo que impulsa el exministro del Interior.

--Con este panorama, va a estar movido el armado de la lista seccional...

--Al menos, interesante. El randazzismo es fuerte en la zona y tiene entre sus líneas a Marcelo Feliú, para muchos el traccionador de votos más potente del justicialismo, pero al otro lado se van volcando, poco a poco, dirigentes de peso. Veremos en qué decanta todo, especialmente a la luz de cómo va midiendo en las encuestas el exministro a medida que pasan los días.

--Una situación muy especial que, creo, no se da en las otras fuerzas.

--Sin dudas que no, aunque te aclaro que en algunos municipios gobernados por Cambiemos la cosa no está tan tranquila por estos días. De arriba llegó la orden de armar listas de unidad y los intendentes la están acatando, pero no son pocos los que siguen metiendo presión para que les permitan habilitar una interna si el consenso es imposible.

--¿Eso no los desgastaría?

--Por el contrario, varios creen que la primaria les permitiría poner en su lugar a sectores minoritarios que vienen reclamando espacios que, a su juicio, les quedan grandes. Pero aclaremos: la idea de los jefes comunales de Cambiemos no es que se habiliten las primarias en forma irrestricta, sino donde ellos mismos lo consideren.

--¿Cómo ves la situación en la zona?

--Un amigote radical me aseguró días atrás que creen que va a haber consenso en la mayoría de los distritos. El intendente pondrá al primer concejal, lo que es obvio, y luego habrá reparto de lugares en función de la fuerza propia de cada partido. Pero atenti con Patagones y Pringles.

--¿Por?

--En Patagones las relaciones entre José Luis Zara y un sector del radicalismo no están pasando por su mejor momento, y ya hay quienes piden ir a primarias. En el caso de Pringles la situación es más compleja, porque Carlos Berterret viene de las filas del vecinalismo y, como recordarás, el año pasado pasó a Cambiemos. Esto lo obligaría a negociar espacios con sectores del radicalismo que no lo quieren, por lo que varios ya se ven definiendo todo en las PASO.

--¿Tenés una buena para el campo?

--Salieron las primeras estimaciones respecto de la siembra de trigo de la campaña 2017/2018 en el sudoeste bonaerense y se prevé un incremento del 10%...

--Se consolida el crecimiento entonces...

--Claro. En la anterior zafra la suba había sido del 22%. Esta vez, de no mediar nada extraño respecto del clima, que había complicado la campaña previa por falta de piso como consecuencia de las lluvias, se esperan superar las 600.000 hectáreas. Y una producción de alrededor de 1,6 millones de toneladas.

--¿Lo mismo pasa con la cebada?

--No. Se caerá otra vez repitiendo la tendencia de la campaña 2016/2017. Según averiguaron desde la Bolsa de Cereales local, la disminución será del 5%, por lo que con seguridad se sembrarán menos de 300.000 hectáreas. Y la mayoría de los productores volverá a apostar a la cebada forrajera, por un costo inferior respecto de las exigencias requeridas por las malterías.

--¿En el país también crecerá el trigo?

--La suba será, según la Bolsa de Cereales porteña, un poco menos: 8%. Se esperan sembrar 5,5 millones de hectáreas y una cosecha de casi 18 millones de toneladas.

--Igual, todo pasa por la calidad, ¿no?

--Sin dudas. La mayoría de los productores lo pudieron comprobar en la última campaña y volverán con fuertes paquetes tecnológicos, y por ende inversión, para lograr la anhelada marca de 10,5 de proteína y así lograr el diferencial de precio.

--Bueno, ¿tenés algo más?

--No.

--Entonces nos vemos la semana que viene...