La región.

Día del Aborígen Americano

Mapuches en Suárez: “Queremos que reconozcan nuestros derechos”

19/04/2017 | 17:11 | Dos referentes de la comunidad realizaron una ceremonia en el vivero municipal.

Mapuches en Suárez: “Queremos que reconozcan nuestros derechos”. La región. La Nueva. Bahía Blanca

El matrimonio mapuche, junto a quienes asistieron a la ceremonia en Suárez. Fotos: Agencia Coronel Suárez.

   En el marco de la celebración por el Día del Aborígen Americano, referentes de la comunidad mapuche dijeron hoy en Coronel Suárez que siguen “en la misma lucha que hace más de 500 años” para que se reconozcan sus derechos.

   Invitados por la agrupación solidaria Millá Curá, Jorgelina Cárdenas Millapi y Julio Currulefuna realizaron una ceremonia ritual en el vivero municipal y reivindicaron los derechos de los pueblos originarios, sobre todo al territorio, a la identidad, al reconocimiento de los días festivos y hasta a parir a la manera tradicional mapuche, entre otros.

   “Lamentablemente, seguimos en la misma lucha que hace más de 500 años. Siempre estuvimos, pero queremos que reconozcan nuestros derechos”, dijo Jorgelina, quien está casada con Julio y radicada en Sierra de la Ventana.

   La mujer, oriunda de la comunidad de Maquinchao, dijo que es increíble que la comunidad mapuche esté asociada por algunos “a la vagancia o el salvajismo”.

   “Esto persiste en la actualidad. A la gente le llama la atención vernos pintados, por ejemplo, sin entender que nuestros antepasados se pintaban para protegerse de las quemaduras de los rayos solares. La medicina siempre fue natural para nosotros y eso no nos convertía en bárbaros. En nuestras tierras no había un desierto; siempre hubo gente, pero la fueron corriendo hacia territorios más inhóspitos, y ahora las tienen los terratenientes sojeros”, disparó.

   Jorgelina dijo que la falta de comprensión de la cultura mapuche provoca situaciones insólitas.

   “Tenemos dos hijos: uno de 14, Antu Newen, y una de 12, Mawün Cuyen. Estuvimos más de un año y medio esperando, con cada uno, para que nos dieran el DNI, porque no nos aceptaban ni el nombre ni el apellido. La directora del Registro Civil de Bahía Blanca me había dicho en su momento que eran nombres demasiado originarios como para poder ponérselos a nuestros hijos”, contó.

   “Nosotros no necesitamos pararnos en una esquina para proclamar que somos mapuches; sólo difundimos nuestra forma de vivir como parte de nuestra cultura. Después somos como todos: trabajamos, nuestros chicos van a la escuela y seguimos con los brazos abiertos a la espera de cualquier persona que quiera compartir nuestra cultura, que no ha muerto ni morirá”, completó Julio.

   Luego de realizar una ceremonia con elementos sonoros típicos de la comunidad mapuche, Jorgelina y Julio compartieron un saludo en su idioma y luego en castellano.

   El Día del Aborígen Americano se celebra por recomendación surgida del I Congreso Indigenista Interamericano, realizado en 1940 en México. (Agencia Coronel Suárez)